logo

Una embajadora de Stacks

¿Cómo llegué a Stacks?

En junio de 2019, el ponente de un evento en el centro de Madrid mencionó la blockchain que había elegido para mi proyecto Smartists: Blockstack. Mi investigación había empezado dos años antes, pero en mi ciudad no había encontrado a nadie que conociera Blockstack. Aquel ponente, que me paré especialmente brillante, se quedó a charlar tras el evento, y me animó a dirigirme sin complejos a Blockstack para ofrecerles mi apoyo en Madrid. Así lo hice, y en unos días tuve una reunión con Louise Ivan y con Shannon Voight en la que me invitaron a incorporarme a la comunidad como lo que ellos llamaban “evangelist” (aunque eso en español no suena del todo bien)

“Evangelist” desde julio de 2019

Desde ese momento preparé una serie de iniciativas que llevaría a cabo en otoño, incluyendo la participación en grandes eventos blockchain en diferentes espacios - Google Campus, CryptoPlaza, etc. -. Después organicé una serie de talleres para desarrolladores que llevé a cabo en el salón de mi propia casa con ingenieros de Blockstack que entraban por pantalla desde diferentes partes del mundo.

A esto siguieron también una serie de eventos online convocados por Codemotion, y unos webinarios en la Universidad Francisco Marroquín en colaboración con la Fundación Stacks. Por entonces no existiría ningún tipo de compensación por estas iniciativas, y recuerdo que Louise, quien me había hecho una entrevista para el Blog de la comunidad, me preguntó en una ocasión qué me gustaría recibir a cambio de todo aquello. Le contesté que era un orgullo para mí participar en la construcción de un Internet para los usuarios, y que lo único que confiaba es que en algún momento desde la comunidad me ayudaran a desarrollar las soluciones para artistas para las que ya estaba investigando.

En la Navidad de 2019, fue una ingeniero que había conocido en los talleres de Blockstack quien me animó a diseñar en serio Smartists. Con su asesoramiento y unas cuantas encuestas dimos forma a la idea, y con una abogado empezamos a trabajar en la licencias de derechos de autor. Blockstack en enero de 2020 pasó a llamarse Stacks, con el lanzamiento de su crypto y la posibilidad de incorporar smart contracts gracias al lenguaje de programación Clarity. Para ese momento traduje el white paper de Stacks al español.

Después llegó COVID, un tiempo en el que mantuvimos nuestras reuniones semanales para acabar de redactar el sistema de licencias de Smartists, e inicié este Blog, en el que quería dar testimonio de mis reflexiones y mi camino en el Internet del Valor como miembro de la comunidad de Stacks. A día de hoy están publicados 51 artículos, firmados como embajadora de Stacks muchos de ellos, y con unas cuantas traducciones al español de los artículos técnicos de Harini, excelentes por su claridad, y que nos ayudaron a muchos a comprender las posibilidades de esta tecnología para el desarrollo de la web3. A esto le siguieron artículos y posts en LinkedIn, y entrevistas en diferentes medios… siempre he estado encantada de representar a Stacks, a quien me une su misión de trabajar para construir el Internet de los Usuarios, tal como lo declaró en mi newsletter-podcast en español.

Construyendo Smartists en Stacks

También el proyecto de Smartists me ha dado ocasión de explicar mi preferencia por Bitcoin, y el acierto de estar construyendo en Stacks. Sobre esto escribí dos artículos: el primero sobre mi decisión de desarrollar nuestra DApp sobre Blockstack en 2020, y el segundo más reciente sobre por qué Smartists se está desarrollando en Stacks, escrito en 2021.

En estos últimos meses, el proyecto de Smartists ha entrado en una nueva etapa, y también yo misma tengo que entrar en una nueva etapa profesional. Por eso, mis iniciativas como Stacks advocate tienen que llegar a su fin.

Hace unas semanas recibía un mensaje privado reclamando mayor participación de la comunidad de Stacks, y en efecto ya no dispongo de tiempo para eso. Sin embargo, el proyecto Smartists tiene su base en esta maravillosa tecnología, y no se nos ocurre mejor manera de construir nuestras soluciones para artistas independientes en la web3 con la seguridad de Bitcoin. Por eso, seguiré presente en la comunidad de Stacks, aunque ya sólo como co-fundadora de Smartists.

¡Gracias!

Con esta líneas me despido de una etapa que ha resultado apasionante, y en la que he conocido a personas extraordinarias, y por las que siento tanto agradecimiento como amistad por el camino compartido.

Muchas gracias a Harini, Wilson, Friedger, Louise, Jenny, Brittany… y tantos otros en la comunidad de Stacks por este tiempo feliz en mi vida.

Nos vemos por Smartists!

Georgina Mauriño, co-fundadora de Smartists, con la seguridad de Bitcoin via Stacks.

Share this story